fbpx
qr-ticketbai

En Qointax somos software garante TicketBAI y BATUZ

Más información

Me estoy planteando cambiar de asesoría. ¿Qué tengo que saber?

¿Crees que tu asesoría es cara? ¿Has sufrido alguna incidencia y has perdido la confianza? ¿Te cuesta demasiado ponerte en contacto con tus gestores? Muchos autónomos o empresarios se han planteado en alguna ocasión cambiar de asesoría.

Forma parte de ese pensamiento resolutivo que adquieren las personas que emprenden. Simplemente, buscan constantemente la manera de optimizar sus inversiones.

Pero el cambiar de asesoría también genera dudas: ¿es buena idea dejar la actual, después de tanto tiempo? ¿Qué motivos son realmente sólidos para cambiar? ¿Cuándo es el mejor momento?

Desde qointax queremos ayudarte a tomar la mejor decisión posible, así que aquí va una guía para no cometer errores si piensas en cambiar de asesoría.

Motivos para cambiar de asesoría

Cambiar de asesoría implica mover toda la documentación y acostumbrarte a la forma de trabajar de un nuevo equipo. Es posible que tal tarea se te haga cuesta arriba, pero contar con una asesoría de calidad es de vital importancia para confiar tus asuntos contables y fiscales.

Si no sabes si ha llegado el momento o no, vamos a repasar algunos motivos de peso para plantearte el cambio.

1. Son de la vieja escuela y apenas usan tecnologías digitales

Si el trabajo en los medios digitales forma parte de tu día a día, es normal que se lo pidas también a la asesoría. Quieres evitar visitas presenciales a la oficina o a la entidad financiera, y también consultar información útil en tiempo real. 

Las tecnologías digitales permiten un contacto directo y rápido con tu gestor a través de chat, email, teléfono u otras vías. También puedes hacer uso de los servicios en la nube e incluso disponer de un software de gestión para automatizar procesos. Ganarás tiempo, que es lo que probablemente escasee en tu vida.

Una asesoría online como qointax te ayudará a digitalizar la contabilidad de tu negocio para disfrutar de todas las ventajas que aportan las nuevas tecnologías y así ahorrar tiempo y dinero.

2. Sus servicios se quedan cortos

Puede ser que tu asesoría preste un servicio excelente en materia de liquidación de impuestos y a la hora de rendir cuentas. Y que también sean rápidos cuando surge algún problema. Sin embargo, tú crees que falta algo.

¿Una buena planificación fiscal, tal vez? ¿Consejos enfocados a tu negocio dados de manera asidua y ayuda en la toma de decisiones? Suficiente como para querer cambiar (y muy justificado). Pero si encima han cometido algunos errores de calado… normal que te plantees ponerte en otras manos.

3. La relación calidad-precio no te convence

Depende de dónde vivas pero una asesoría tradicional puede cobrarte de 70 a 100 euros por presentar el IVA cada tres meses y esto quizás te parezca mucho. Puede ser que te hayas planteado aprender tú mismo y ahorrar la mensualidad, aunque ni tienes tiempo para hacerlo ni la certeza de que podrás afrontar cualquier eventualidad si se presenta.

Por eso es importante que tu asesoría aporte valor. Imagina que, además de poder contactar con sus profesionales por diferentes vías en cualquier momento, dispones de una agenda de contactos centralizada, la posibilidad de emitir facturas online y con formato TicketBAI, tener el balance al día y guardar tus documentos en la nube.

¿Acaso todo ello no hace que la mensualidad merezca la pena?

cambiar-de-asesoria

Cuándo es el mejor momento para cambiar de asesoría

Si has decidido cambiar de asesoría por alguno de los motivos mencionados, te animamos a hacerlo. Pero no a lo loco, sino con una buena planificación.

Partimos de que el ejercicio contable y fiscal abarca desde el 1 de enero al 31 de diciembre. Y pongamos dos supuestos:

A) Eres autónomo

No tienes que llevar una contabilidad estricta, sino un buen registro de ingresos, gastos e inversiones. Tendrás que hacer declaraciones trimestrales y resúmenes anuales.

Si es tu gestoría la que se ocupa y quieres esperar a que todo esto esté atado y bien atado, espera a febrero.

Siendo autónomo, cambiar de asesor no supondrá mucho desbarajuste, aunque lo hagas en cualquier momento del año (excepto, quizás, entre diciembre y enero).

B) Eres empresario

Una sociedad sí exige ser muy rigurosos en la contabilidad. No es que el autónomo pueda llevar sus cuentas de cualquier manera, pero ya decimos que no lleva una contabilidad como tal.

Las sociedades sí.

Esa contabilidad societaria se debe llevar bien a lo largo del año para poder cerrar de una forma óptima el ejercicio.

  • En enero tendrás que presentar las declaraciones de impuestos del último trimestre del año.
  • Tendrás hasta marzo-abril para presentar los Libros Contables.
  • Y en julio tocarán las Cuentas Anuales y el Impuesto de Sociedades.

Entonces, ¿cuál es el mejor momento para el cambio de asesoría?

Pues el mes de enero, al comienzo del ejercicio y cuando se están cerrando cuentas del año anterior.

Comunícalo a tu antigua gestoría el mismo mes de enero para que procedan al cierre en ese mes. Así, empezarás a trabajar ya con tu nueva asesoría sin que se produzca actividad en paralelo que luego podría suponer desajustes.

En conclusión:

Si eres autónomo, haz el cambio cuando consideres, pero te recomendamos no elegir los meses de diciembre y enero.

Si tienes una sociedad, es preferible que hagas el cambio a principios del ejercicio, y siempre hablándolo bien con ambas partes para que no se quede nada detrás.

Qué tengo que saber si me planteo una nueva asesoría

Lo más importante es que conozcas tus obligaciones fiscales y preguntes por su estado en tu antigua gestoría. Si eres autónomo, pregunta por los impuestos trimestrales.

En caso de ser una sociedad, aclara quién se va a encargar de los libros de contabilidad, las cuentas anuales y el Impuesto de Sociedades: ¿La gestoría anterior, que llevó la contabilidad durante el año pasado; o lo hace la nueva?

Ten en cuenta que debes trasladar toda la documentación de una a otra, incluyendo los libros de actividad. Si tu antigua gestoría ha estado trabajando electrónicamente, el cambio será más fácil.

También es conveniente que la nueva gestoría consulte registros y webs oficiales, como la de Hacienda, la de la Seguridad Social o el Registro Mercantil, para lo que necesitará accesos.

Aunque ahora mismo cambiar de asesoría se te haga muy cuesta arriba, te alegrarás del cambio a la larga cuando reduzcas preocupaciones y liberes espacio mental para dedicar al crecimiento de tu negocio. Serán tus nuevos gestores los que hagan el grueso del trabajo fiscal.

qointax, software de gestión y asesoría online todo en uno

¿Te imaginas tener un equipo de asesores a un clic de distancia?

En qointax contamos con profesionales expertos preparados para ayudarte en cualquier momento. Sin desplazamientos incómodos ni largas esperas.

Además somos asesoría online y software de gestión todo en uno por lo que no solo contarás con los consejos de nuestro equipo sino que además disfrutarás de una herramienta que te hará ahorrar tiempo y dinero.

Gestiona la fiscalidad, facturación y contabilidad de tu negocio de un solo vistazo y en tiempo real gracias. Controla tus gastos fácilmente, emite facturas en segundos y prepara tus impuestos con solo un clic.

Prueba gratis ahora qointax y descubre las ventajas de cambiar de asesoría cuando eliges el servicio que tu negocio necesita.

Creado por Paula González

Deja un comentario