fbpx
qr-ticketbai

En Qointax somos software garante TicketBAI y BATUZ

Más información

Cuánto tengo que pagar de cuota de autónomos el primer año

La cuota de autónomos es el importe que tendrás que pagar mensualmente a la Seguridad Social, en concepto de cotizaciones.

Es uno de los gastos destacados del autónomo, pero durante el primer año se aplican reducciones y bonificaciones.

Una pregunta recurrente entre los autónomos es: ¿seré capaz de facturar lo suficiente como para hacer frente a los gastos, compensar la inversión y tener para vivir?

El primer año dispones de facilidades que te permitirán centrarte en tu negocio. Aprovecha para aprender a gestionar tu tiempo, madurar ideas, adquirir contactos y conocer a tus clientes.

En qointax te lo contamos todo sobre la reducción a la que puedes acogerte.

Cuánto paga un autónomo el primer año

La pregunta del millón: ¿Cuánto tengo que pagar de cuota de autónomos el primer año?

La cantidad se actualiza año a año y va ligada a lo que se apruebe en los Presupuestos Generales del Estado. Estas son las cifras generales de 2022:

  • Si cotizas por la base mínima (960,60 euros): 294 euros al mes.
  • Si cotizas por la base máxima (4.139,40 euros): 1.266,66 euros al mes.

Sin embargo, puedes acogerte a bonificaciones durante los dos primeros años para que no comiences pagando dichas cantidades, sino que el aumento sea progresivo.

Es la famosa tarifa plana del autónomo que te permite pagar una cantidad asumible al inicio, mientras tu negocio despega. Después, pasados los dos años, pagarás la cuota de autónomos estándar. Pero, para entonces, tu negocio ya debería ir viento en popa.

En cuanto al alta en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria, son trámites que no tienen coste. No es un gasto que tengas que añadir a tus inicios como autónomo.

La tarifa plana para autónomos el primer año

Dicho esto, ¿cuánto cuesta ser autónomo el primer año? Vamos a verlo.

A la bonificación que se aplica los dos primeros años de actividad se le conoce como tarifa plana. Es una bonificación que deja la cuota de autónomos en 60 euros durante el primer año.

Pasado el primer año, aún podrás disfrutar de una bonificación que deja la cuota en 144,50 euros entre los meses 12 y 18 desde que iniciaste la actividad.

Al final, se aplica una última bonificación durante otros seis meses hasta finalizar el segundo año como freelance. Con esta última, la cuota se te quedará en 198,31 euros hasta el mes 24.

En resumen, estos son los importes de la cuota que un autónomo paga durante los primeros dos años de actividad:

  • Primera etapa: primeros 12 meses. La reducción ronda el 80%, y pagas 60 euros.
  • Segunda etapa: meses 13 a 18. La reducción es del 50%, luego la cuota se queda en 144,50 euros.
  • Tercera etapa: del mes 19 al 24. La última reducción es del 30%, lo que hace que la cuota se quede en 198,31 euros.
cuota autonomos primer año

El coste de un autónomo societario

Los datos anteriores son generales, pero existen diferentes tipos de autónomos y no todos tienen las mismas condiciones. Así pues, la cuota de autónomos del primer año será diferente para un autónomo societario.

Hasta 2020, los autónomos societarios ni siquiera se podían acoger a tarifa plana, a pesar de que cotizan a una base mínima superior a la que tiene el resto: 1.214,10 euros. Pero desde ese mismo año, 2020, sí se pueden beneficiar de reducciones. Lo vemos:

  • Primeros 12 meses. La reducción ronda el 80%, luego si te acoges a la base mínima pagarás unos 85 euros.
  • Del mes 13 al 18. Reducción de un 50%.
  • Del mes 18 al 24. Reducción de un 30%.

Si eres autónomo menor de 30 años o autónoma menor de 35, podrás seguir beneficiándote de una reducción del 30% hasta el mes 36. De esta forma, estarás los tres primeros años de actividad pagando una cuota bonificada.

Otros gastos recurrentes de los autónomos

Además de la cuota de autónomos el primer año, hay dos impuestos que debes tener en cuenta: el IVA y el IRPF.

El IVA

No se trata de un gasto de la actividad propiamente dicho pero sí que conviene mencionarlo ya que si el resultado de tu declaración de IVA es positivo, supondrá un pago que tendrás que hacer a la administración de Hacienda.

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) depende de tu actividad. Generalmente es del 21%, pero puede tratarse de un IVA reducido del 10% o superreducido del 4%.

Para el cálculo del IVA repercutido debes multiplicar el porcentaje correspondiente por el precio del producto o servicio, y sumarlo al importe final de la factura.

Pongamos un ejemplo. Imagina que tienes que emitir una factura por un importe total de 320 euros, y que por el producto o servicio ofrecido te corresponde pagar un 21% de IVA.

En ese caso, debes multiplicar 320 por 0,21 e incrementar la cantidad resultante al total de la factura. Es decir, 320 x 0,21 = 67,20 euros. Sumado a la factura, hablamos de un total de 387,20 euros.

Antes de emitir la factura debes calcular el IRPF, así que sigue leyendo.

El IRPF

Al igual que el IVA, el IRPF no supone un gasto pero sí un desembolso de dinero en Hacienda con lo que también es interesante mencionarlo.

En cuanto al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), durante los dos primeros años podrás acogerte a un tipo reducido del 7%.

A partir del tercer año de autónomo, subirá al 15%.

Igualmente, tendrás que aplicarlo al importe de la factura y restarlo para conocer la cuantía final. Lo vemos con otro ejemplo.

Supongamos que tu IRPF aún es del 7%, porque acabas de darte de alta como autónomo. Siguiendo con los datos del ejemplo anterior, tienes que emitir una factura de 320 euros, así que debes calcular el 7% de esa cantidad y restarlo al importe final.

Multiplica 320 por 0,07 para hacer la cuenta, lo que da 22,40 euros. Luego resta esta última cantidad al total, ya con el IVA aplicado, que era de 387,20 euros. Es decir, 387,20 – 22,40 = 364,80 euros. Ese es el importe total de la factura.

Estos cálculos constituyen los principales quebraderos de cabeza del autónomo en su día a día. No son las únicas cuentas que debes realizar, ya que también tienes que atender tus obligaciones profesionales, escalar tu negocio y cuidar tu cartera de clientes.

Para facilitar la tarea de la contabilidad tienes varias opciones. Una de ellas es delegar la actividad en expertos que conocen perfectamente las cuentas, los plazos y las novedades, como sucede con los especialistas de nuestro servicio de Asesoría Online qointax.

La otra posibilidad es hacerte con un software de autogestión y asesoría online todo en uno como el nuestro, que por solo 15 euros al mes te facilitará mucho todos los trámites.

Recuerda…

Si estás a punto de embarcarte en la aventura de emprender, no olvides:

  • Capitalizar el paro antes de darte de alta. Si has perdido tu trabajo por cuenta ajena, acude a tu oficina del SEPE y solicita la capitalización de la prestación por desempleo. Podrás invertirla en tu negocio. Hay también otras opciones muy interesantes como puede ser compatibilizar el paro o suspender la prestación durante un tiempo.
  • Elegir bien el epígrafe en el IAE. Cada actividad tiene su epígrafe y tributa a su modo. Es posible que la tuya abarque varios, y si tienes dudas tendrás que preguntar a un profesional.
  • Decidir correctamente la base de cotización. Lo más frecuente es optar por la mínima, pero debes considerar factores como la edad o lo cotizado hasta ese momento. Nunca se sabe lo que puede pasar el día de mañana, y deberías asegurarte ingresos suficientes si por alguna circunstancia debes parar la actividad.
  • Aplicar la bonificación a tiempo. La bonificación se solicita al tramitar el alta. Si la realiza un profesional, mejor. 
  • Considerar los gastos deducibles. Si trabajas desde casa, tenlo en cuenta antes de rellenar los modelos 036 y 037, pues puedes deducir el porcentaje de IVA que corresponda a gastos. Si tienes que comprar material, que también puede ser deducible, hazlo una vez te hayas dado de alta.
  • Facturar bien. Recuerda que debes aplicar los porcentajes correspondientes de IVA e IRPF, pues debes rendir cuentas trimestralmente. Un software como qointax para automarizar la tarea te será de mucha utilidad.
  • Invertir en marketing. No todos son cuentas y ejecución del trabajo. Cuida tu cartera de clientes, pues de ellos depende tu éxito futuro.

En resumen, la cuota de autónomos el primer año es de 60 euros, y a partir de ahí se siguen aplicando reducciones hasta que cumplas dos trabajando por cuenta propia. No es igual para todos los autónomos ni es el único gasto a considerar, pero sí facilita el inicio de la actividad.

También es útil ponerte en manos de profesionales y hacerte con herramientas como un software de gestión que te haga la vida más fácil. Prueba ahora gratis qointax y descubre cómo te ayuda a evitar errores en tu contabilidad.

Creado por Marina Escribano

Deja un comentario